CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO 016
AGAINST THE VIOLENCE OF GENRE 016

NO TE LO PREGUNTES, HAZLO ¡ YA !
DON'T ASK IT, DO IT: ALREADY!

AYUDA AL NIÑ@ Y ADOLESCENTE
116111 y al 900202010

IT HELPS THE CHILD AND THE TEENAGER
116111 and 900202010

.

.
A la venta en EL Corte Inglés, FNAC, Casa del libro, ALEJANDRÍA y librerías, SOLICÍTALOS.
EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

lunes, 22 de marzo de 2010

PODER MENTAL. 4º. Capítulo. Descubriéndome. 2ª Parte

Nastia es una mujer linda tanto por dentro como por fuera, su ser es limpio, no hay maldad en ella. Es transparente y cálida, soñadora y alegre, me gusta hablar con ella se muestra tal cual es.
En mi vida poca gente es quien dice ser, todo es aparente, todo es con doble sentido. Me harté ya de esa vida y ahora quería saber más de la de los demás.
Ella me proporcionaba paz, ella daba tranquilidad al tormentoso bullicio que vivía en mi interior.
Mi padre me dijo cuando acabó el Certamen.
- Hijo ten cuidado, ella no es como tú, ella es un ser de luz. No juegues con ella le harás daño.
Sus palabras calaban en mis pensamientos no herirla, tomo nota.
Mis experiencias con mujeres dejaban que desear, tan solo unas cuantas se acercaron a mí como para pasar de ciertos arrumacos.
Una marcó mi existencia hasta el extremo de no querer a ninguna más en mi vida, pero tenía que reconocer que me sentía bien a su lado, que eran mi complemento. Me daban un placer que no podía obviar, que necesitaba. Pero implicar mis sentimientos no, eso nunca lo haría. Ya tuve bastante con Marlen y no volvería a caer en ese abismo.
Marlen fue mi amante durante mi adolescencia y tengo que reconocer que tener sexo con ella fue increíble, pero me impliqué más de la cuenta y ella no deseaba más de mí que mis aptitudes, mi persona poco le importaba.
Ahora ya no duele pero dolió y eso no dejaría que volviera a suceder. También me decía a mi mismo que no era igual, que Nastia no era Marlen pero no podía evitarlo.
Nastia umm olía maravillosamente, me atraía, su mente era atrayente, su aura era una arcoíris perfecto.
Pero también tenía dudas, yo sabía de mis poderes yo me conocía muy bien y me daba miedo poder liberar todo esa energía que poseía como aquella vez con Marlen.
No definitivamente Nastia no se merecía eso, ella no.
Sus pensamientos giraban a mí alrededor acunándome, le gustaba, le atraía yo también, se preguntaba si podía llegar a conocerme más.
Yo asentí con la mirada y le susurré al oído.
- No, no temas yo también quiero llegar a conocerte más.
- Yo, yo no sé cómo expresarlo Greg, pero ... me das un poco de miedo y a la vez algo me dice que me acerque a ti, algo me empuja a ti.
Ella me buscaba, mi ser la llamaba, nos atraíamos y no sólo físicamente, que teníamos química era innegable, pero era mucho más, eran nuestros pensamientos los que se subyugaban.
Y así fue que su luz me llenó hasta el punto de darme cuenta del alcance de mi autocontrol, de los límites de mi fuerza interior. Nuestras mentes se conexionaron perfectamente, hablábamos el mismo idioma.
Quedé embobado con ella y supe que esa búsqueda no era sólo mía, ella también estaba reconociéndome, tanteándome, escudriñándome.
Por fin llegó el gran descubrimiento y ese fue descubrirme a través de ella.