CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO 016
AGAINST THE VIOLENCE OF GENRE 016

NO TE LO PREGUNTES, HAZLO ¡ YA !
DON'T ASK IT, DO IT: ALREADY!

AYUDA AL NIÑ@ Y ADOLESCENTE
116111 y al 900202010

IT HELPS THE CHILD AND THE TEENAGER
116111 and 900202010

.

.
A la venta en EL Corte Inglés, FNAC, Casa del libro, ALEJANDRÍA y librerías, SOLICÍTALOS.
EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

lunes, 24 de mayo de 2010

PODER MENTAL. 11º Capítulo. Resolución.

Sí, hoy haría que mis facultades sirvieran a mis propósitos, hoy sería el día en que lo aprendido fuera en mi ayuda y mi beneficio.
Estaba reconociendo el terreno cuando me vino la luz, cuando supe cómo iba a acabar con todos ellos.
Preparé el terreno concienzudamente, vi la necesidad del líder palestino, supe de la incertidumbre del israelí y en ese preciso instante lo decidí.
Iría a la reunión fijada y allí me desharía de los hombres de Marlen, luego acabaría con los planes del israelita y haría que el palestino siguiera su camino. En cuanto a Marlen y su amigo, les dejaba el papel principal.
Volví al hotel y allí estaban esperándome.
- Llegaste a la hora amor, y sus pensamientos eran: "ahora sabrás lo que te espera mi querido Greg"
- Te esperábamos impacientes, carraspeaba Marcos.
- Bueno pues aquí estoy chicos, ya estoy aquí. Les miré con sarcasmo y duda.
Marlen estaba nerviosa, Marcos impertérrito, este hombre sabía cómo hacer para cubrirse.
Descansamos y serían las 20h cuando Marlen apareció enfundada en un traje de noche para acudir a la reunión.
- ¿Nos vamos? En sus pensamientos había ... ¿qué, dolor? Me asombré pero fingí muy bien pues ninguno notó mis cavilaciones.
- Ya es la hora sí, vamos. Contesté y poniéndome la chaqueta del smoking salíamos los tres de la habitación.
Llegamos a la fiesta, allí estaba la plana mayor de los dos bloques en pugna, allí estaba la representación de nuestro país y de algunos otros también, todo era lo normal para la reunión que tendría lugar mañana. Reunión a la cual no debería de asistir el representante de palestina, mi objetivo. Esta reunión abierta al público, hecha para los espectadores.
Era, es y será imposible acercar a los descendientes de Isaac e Ismael, nunca podrán judíos y árabes encontrarse, nunca podrá haber paz mientras el mundo interfiera y el hombre sea incapaz de perdonar, de confiar y ceder.
Ante todas mis tribulaciones el momento se acercaba y yo tenía que ser rápido, muy rápido.
El palestino se acercó a mí y en ese momento lo vi, era mi oportunidad.
- Sr. venga un momento necesito hablar con Vd., le dije y él algo confundido pero cubierto con el escolta enseguida me acompañó.
- Dígame, qué ocurre. Habló con cara de pocos amigos pero muy decidido.
- Sr. esto es una trampa pero no se violente y trate de ser lo más cauto posible, sin decir nada márchese ahora mismo, yo le diré por dónde tiene que salir y que le acompañe sólo uno de los escoltas. Sea lo más rápido posible y no mire hacia atrás.
- Gracias Sr. ... ? preguntaba mirándome a los ojos directamente.
- No importa mi nombre Sr., ¿acepta un consejo?
- Por supuesto, diga.
- Trate en lo sucesivo de reunirse en su terreno, dejen ya de actuar así o nunca podrán encontrar su lugar, nunca podrán llegar a un acuerdo.
Y dicho esto se giro y marchó por donde dije.
Ahora a por el israelí, allí estaba en un lado del salón pero no podía, aún no, a su lado estaban los representantes de diferentes países. Ahora no podía y de pronto Marlen a mis espaldas.
- Hola amor, ¿solito, quieres que te acompañemos? Me giré y los dos me estaban acechando como perros a su presa.
- No os preocupéis pronto se acabará todo.
Ella sonrió, pensando que eso era lo que veníamos a hacer. Me acerqué a Marcos y le dije.
- Oye, por qué no llevas a tomar algo a Marlen y nos vemos aquí en 20 minutos, yo termino esto y nos vamos rapidito.
- Ok Greg, ve y no te tardes.
Era el siguiente paso, me quedé mirando a Marlen y ante esa mirada, la que ella me daba pude ver el pasado, mi alegría, mi primera mujer, mis deseos, mi enamoramiento, mi... ¡para! me grité a mi mismo ¡basta ya!
En ese momento me concentré en ella en el caos que era ahora su hermosa cabeza, sus dudas, sus miedos, porque ella tenía miedo sí, ahora empezaba a ver lo que yo podría estar tramando, era el momento de actuar.
Puse toda mi concentración en ella y ¡bingo! en unos minutos se excusó y salió al baño. Fui detrás de ella.
- Greg ¿por qué haces esto? Sabes que no te saldrás ..... y ya no pudo decir más, la sangre brotaba de sus ojos, su nariz, sus oídos y cayó en redondo.
- Lo siento mí amada Marlen, siempre habrá un bello recuerdo en mí para ti, pero eres demasiado peligrosa. Y arrastrando su cuerpo al armario de limpieza, recogí todo y salí. En el salón me quedaba Marcos y el israelí.
- ¡Marcos, Marcos! Dije en casi en su oído, Marlen ¿dónde está Marlen?
El idiota de Marcos cayó en mi trampa y corriendo hacia el baño le seguí. Mientras corría hacia él me concentré en su corazón, latía deprisa, sofocado y decidí que latiría mucho más, se lo debía Marlen. Al entrar en el baño de señoras se derrumbó en el suelo agarrándose el brazo izquierdo con fuerza y mirándome con los ojos a punto de salirle de sus cuencas. Le sonreí y encerré también en el armario.
Salí a toda prisa me quedaba el broche final. El juego por fin se acabaría, era ahora o nunca. Pude verme allí entre toda esa gente como lo que era, el verdugo, el juez y el testigo de esta resolución.