CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO 016
AGAINST THE VIOLENCE OF GENRE 016

NO TE LO PREGUNTES, HAZLO ¡ YA !
DON'T ASK IT, DO IT: ALREADY!

AYUDA AL NIÑ@ Y ADOLESCENTE
116111 y al 900202010

IT HELPS THE CHILD AND THE TEENAGER
116111 and 900202010

.

.
A la venta en EL Corte Inglés, FNAC, Casa del libro, ALEJANDRÍA y librerías, SOLICÍTALOS.
EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

lunes, 12 de abril de 2010

PODER MENTAL. 6º. Capítulo. Mi gran triunfo

Ella era mi núcleo, mi luz, mi universo, se estaba vinculando tanto a mí que me daba miedo. Miedo a perderla, a no poder contar con su apoyo y su cariño.
Me estaba enamorando como un adolescente, sin tener en cuenta las grandes diferencias que teníamos y sobre todo para lo que yo fui adiestrado.
Tenía miedo de que ella al comprobar mi realidad me abandonara, me apartara de su lado.
Pero ahora sólo disfrutaba el presente, ese que me otorgaba una felicidad casi total. Ese que me retenía en Barcelona tanto como yo podía controlar.
Mi padre y Anna se marcharon a Nevada y yo disfrutaba de un tiempo con mi maravillosa Nastia.
Un día me dijo.
-Greg me asusta el cariño que te tengo, cada día más, me llega a doler esa necesidad que tengo de ti.
Me hizo olvidarme hasta de mi nombre con sus palabras era como si abriera los ojos a un mundo totalmente nuevo para mí, y era mío sólo mío. ¿Es que yo tenía derecho, pese a todo, a él?
-Nastia a mi me pasa lo mismo, gravito a tu lado con la misma necesidad que tú. Pero no quiero que sufras por mí, ni quiero herirte lo sabes ¿verdad?
Ante lo dicho ella, sorprendentemente, no sólo no se inmutó sino que me contestó:
-No me harás ningún mal, tú sabes que no sólo no quieres sino que no puedes, tranquilo.
Su seguridad calmó mis dudas y pude dejarme llevar por esa sensación que emanaba de paz. En estos días tan solo nos abrazábamos, nos dábamos ese cariño, ese sentimiento compartido de amor.
Cuando recibí la llamada de Anna mi alegría se tornó en desesperación.
-Greg, ya es hora de que regreses a tus obligaciones, tenemos una misión para ti y no puede demorarse, tienes que venir ¡ya!
-Anna siempre es ya para ti, siempre tengo que posponer mi vida por ti ¿hasta cuándo?, cuándo me dejaras libre de tus ataduras ¿cuándo? Le increpaba como nunca lo hice, ahora tenía un motivo.
-Greg deja de comportarte como un niño y vuela para Houston allí recibirás información y luego el avión te traerá lo antes posible, en unos días sales para Israel. Y dicho esto cortó la comunicación.
Ya sabía que me quedaban unas horas, tan solo unas horas que disfrutaría como si mi vida me fuera en ello.
Miré a Nastia y le dije suplicándola en mi mente.
-Dónde podemos ir que estemos tú y yo solos estas veinticuatro horas.
-Vamos yo sé dónde iremos, partamos ahora mismo.
Y nos fuimos, no hacían falta palabras, sabíamos perfectamente lo que queríamos y ella sabía lo que yo tenía que hacer. Mi gran triunfo fue conocerla, tenerla como la tenía solo para mí y que a ella no le importaran ni mis facultades ni mi “trabajo”.